sábado, 7 de enero de 2017

Reseña #20: El palacio de la medianoche de Carlos Ruiz Zafón

¡Hey lonelys! Aquí os traigo otra reseña recién sacadita del horno, esta vez se trata del segundo libro de La Trilogía de la Niebla: El palacio de la medianoche de Carlos Ruiz Zafón.


*Ficha técnica*


Título original: El palacio de la medianoche.
Editorial: Planeta.
Encuadernación: Tapa dura.
Trilogía / Saga: La trilogía de la niebla #2.
Páginas: 330.
Fecha de publicación: 1994.
ISBN: 978-84-081-6355-8.
Sinopsis: Calcuta, 1932: el corazón de las tinieblas. Un tren en llamas atraviesa la ciudad. Un espectro de fuego siembra el terror en las sombras de la noche. Pero eso no es más que el principio.
En la víspera de cumplir dieciséis años, Ben, Sheere y sus amigos de la Chowbar Society deberán enfrentarse al más terrible enigma de la historia de la ciudad de los palacios.
La gente que puebla sus calles sabe que la verdadera historia fue escrita en las páginas invisibles de sus espíritus, en sus maldiciones calladas y ocultas.

*Mi opinión*


Con lo mucho que me gustó El príncipe de la niebla la verdad es que esperaba encontrarme un segundo libro que estuviera a su altura o que incluso lo superara y bueno, creo que a nivel literario este libro ha sido tan bueno como el anterior pero no me ha dejado la misma sensación de haber leído un libro de diez.


«Y es que nada es tan difícil de creer como la verdad y, por el contrario, nada tan seductor como la fuerza de la mentira.»

La trama en sí es un poco confusa, sobretodo al principio, ya que se nos presenta un narrador en primera persona en un par de páginas y después algunos capítulos que ocurren en la ciudad de Calcuta en 1916 donde el autor nos bombardea con nombres de lugares y de personajes y nos narra una situación no se puede relacionar con nada: un hombre está huyendo para proteger a dos bebés.

Unos capítulos más tarde nos encontramos en la misma ciudad, pero 16 años más tarde, en un orfanato y se nos presentan siete personajes, los miembros de la Chowbar Society, una especie de «fraternidad» cuyos principios son ayudarse mutuamente y compartir todos sus conocimientos, es a partir de aquí cuando las piezas empiezan a encajar.

Como digo, lo que es la historia me ha confundido mucho ya que el autor describe Calcuta como si hubiera vivido allí toda la vida y he de confesar que a veces me perdía, igual que con los nombres y la larga lista de personajes, pero aún así el misterio y los elementos extraños y sobrenaturales están presentes a lo largo de todo el libro picando continuamente tu curiosidad, incitándote a leer.


«Debíamos aprender todavía que el Diablo creó la juventud para que cometiésemos nuestros errores y que Dios instauró la madurez y la vejez para que pudiéramos pagar por ellos.»

Con todo, los personajes me han gustado aunque no se me ha escapado el hecho de que, al haber tantos, en muchos de ellos Zafón no ha profundizado prácticamente nada, como es el caso de los integrantes de la Chowbar Society {Siraj, Isobel, Michael, Seth, Roshan, Ian y Ben} los cuales prácticamente todos son arquetipos a los que se describe con un par de adjetivos fijos quitando a Ian y a Ben ya que éstos son los que tienen más protagonismo, especialmente Ben.

Después tenemos a Sheere, que se supone que es tan importante como Ben pero la verdad es que al acabar el libro me ha dado la impresión de que no la conocía, a Aryami con la que sí que he podido conectar gracias a sus narraciones, Mr. Carter que me habría gustado verlo en más escenas y Jahawal, el malo malísimo perfectamente perfilado con un pasado oscuro que justifica su personalidad, sus acciones y le da sentido a toda la trama, sin duda el mejor personaje de todo el libro.


«La vida, hijo mío, es como la primera partida de ajedrez. Cuando empiezas a entender cómo se mueven las piezas, ya has perdido.»

La narración de Zafón sigue con la línea y el estilo del primer libro, sigue rezumando magia a la hora de hilar las palabras aunque es verdad que ya no me ha sorprendido tanto ya que muchas veces utiliza las mismas expresiones, metáforas y juegos de palabras. De todas formas me ha maravillado la forma en que describe la ciudad {quitando los innumerables nombres}, la estación de Jetther's Gate, la casa de Lahawaj... y sobretodo las escenas en las que aparece el fuego, es increíble como describe las llamas y demás.

En resumen, este ha sido un libro que me ha gustado bastante pero que no he podido llegar a disfrutar del todo por la complejidad y la gran cantidad de información que se va aportando a la trama haciendo que se ralentice la sucesión de los acontecimientos para que ésta avance.

Mi puntuación: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario